Publicado en
Jul 29, 2021
Categoría
Mercado

Ley Nº 20.720 o la Posibilidad de Reinventar Valor

Nuestro Director Sr. Andrés Ovalle, comparte una columna de opinión en Newsletter del ESE alumni.


ALUMNI ESE
NEWSLETTER
Columna Fix Partners Consulting
Andrés Ovalle V.

“Ley Nº 20.720 o la Posibilidad de Reinventar Valor”

El propósito último de cualquier estrategia es crear valor – para los accionistas y otras partes interesadas satisfaciendo las necesidades y expectativas de los clientes. No obstante, los fundamentos de una estrategia exitosa se pueden erosionar con el tiempo, a menos que se estén revisando y transformando constantemente.

La experiencia señala que hay dos tipos de empresas: 1) las empresas que son capaces de reinventarse cuando llegan a su etapa de madurez y logran un renacimiento, y 2) las que empiezan a destruir valor y declinan. Estas últimas pueden llegar a vivir una situación de inestabilidad (corporate distress), ante la cual podría ser necesario adoptar un plan de reestructuración y transformación de la compañía.

¿Cuáles son las raíces de un corporate distress? ¿Es posible predecirlos y dimensionarlos?

En efecto, es factible medir ciertos síntomas que permiten presagiar esta precariedad en la situación de la empresa, por ejemplo: i) estrechez injustificada de caja, ii) deterioro de márgenes, iii) caída en las ventas, iv) incremento en las necesidades de circulante. La medición y evaluación de éstos y otros síntomas que muestre la organización, permitirá identificar las raíces del distress: crisis del modelo de negocios, crisis financiera, crisis comercial, crisis operativa, o alguna combinación de ellas.

La realidad nos muestra que no todos los emprendimientos y no todas las empresas exitosas están predestinadas a serlo por siempre. En ese sentido, y respetando la libertad económica, el ordenamiento jurídico juega un rol muy importante cuando se quiere promover la búsqueda de una salida que responda en forma más eficiente a los intereses de la colectividad, entendiendo por ello la inclusión de los intereses económicos colectivos y la estabilidad del mercado.

El proceso concursal de reorganización de empresas experimentó un cambio importante en el último tiempo. En mayo de 2012 el Presidente Piñera envió al Senado el proyecto que dio origen a la Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas (Ley Nº 20.720) que modificó la antigua Ley de Quiebras. El objetivo de esta Ley es facilitar el reemprendimiento empresarial estableciendo un régimen especial, mediante un acuerdo de reorganización judicial entre una empresa deudora y sus acreedores con el fin de reestructurar sus activos y pasivos, y asegurar continuidad operacional. Por una parte, facilita la resolución de los problemas de insolvencia, pero al mismo tiempo impulsa una redefinición del modelo de negocio de la empresa que le permitirá volver a generar valor para sus accionistas y cumplir las obligaciones con sus acreedores.

La Ley Nº 20.720 intenta dejar como última opción la liquidación de los activos del deudor, lo que permite de mejor manera satisfacerlos intereses de todos aquellos que se verían afectados por un cese de actividades, incluídos los trabajadores, proveedores, bancos, Estado (Tesorería) y el propio titular. Esta Ley hace posible el principio moderno del derecho concursal: El principio de “Conservación de la Empresa”, el cual eventualmente puede llegar a satisfacer de forma más eficiente los intereses antes indicados. Esta Ley se nutre de los principales elementos del proceso concursal contenido en el “Chapter 11” de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos.
Hay muchas historias exitosas de “turnaround” de empresas que se acogieron al Chapter 11 en Estados Unidos, como: Marvel Entertainment, Delta Airlines, Sbarro, y otras que emergieron fortalecidas después de su reorganización.

La experiencia comparada en reorganización de empresas, indica que es clave definir la viabilidad del modelo de negocios para lograr la transformación que asegure la continuidad operacional y la generación de valor. Una vez definido el nuevo modelo, las reestructuraciones exitosas generalmente actúan en distintos ámbitos y niveles del
negocio, como son: reestructuración de pasivos, cash management, mejoramiento del capital de trabajo, reconfiguración de los recursos humanos, gestión de precios, optimización de costos, etc.

En resumen, la Ley Nº 20.720 pretende estimular la reorganización efectiva de empresas viables, que les permita prosperar superando las dificultades transitorias en que se encuentran, con miras a permanecer como unidad productiva en el tiempo. El logro o fracaso de este objetivo estará supeditado a la calidad y claridad del nuevo modelo de negocios.

Ver directamente en link ESE

Fix Partners

Somos la primera empresa chilena especializada en TRS -Transformation & Reestructuring Services. Fix Partners & Consulting diseña y ejecuta planes de acción concretos para recuperar la rentabilidad y sustentabilidad de sus clientes en el corto plazo.